Ministerio de Ambiente y Produccion Sustentable

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE SALTA

SECRETARíA DE AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTABLE

Fecha: 19/12/2012
Categoría: Areas Protegidas > Estación de Fauna
» Nació un Tapir
La cría pesó 7 kilogramos y se integrará de inmediato a un proyecto de liberación de tapires en áreas de distribución actual de la especie, en nuestra provincia. Los Tapirus terrestris, se encuentran en peligro de extinción y sus poblaciones se redujeron a un 46% en los últimos 100 años. En 2011 fue declarado Monumento Natural Provincial, por lo que su caza y/o captura se encuentran prohibidas.

Luego de 13 meses de gestación, aproximadamente, nació una hembra Tapir en la Estación de Fauna que funciona como un Centro de Rescate y Rehabilitación de especies silvestres nativas, dependiente de la Secretaría de Ambiente de Salta. La reciente madre se encuentra en este lugardesde diciembre de 2005, luego de que fuera rescatada a un circo que estaba de paso por la ciudad de Salta y la ofrecía como un espectáculo mencionándola como el “elefante más enano del mundo”; para esto le habían amputado sus pezuñas para asemejarla a tal animal. Lamentablemente nunca pudo recuperarse de este daño, que le impide moverse adecuadamente.


Esta cría de Tapir es la esperanza de poder contribuir con esta especie que se encuentra actualmente categorizada como “en peligro de extinción”. El proyecto de liberación de tapires está siendo trabajado por técnicos de la Estación de Fauna junto a empresas que desarrollan actividades en las Serranías de Tartagal y asesorados por expertos. El fin es restituir individuos de tapires en áreas intervenidas por el hombre donde las poblaciones puedan ser recuperadas y se le pueda hacer un seguimiento permanente a los animales devueltos a la naturaleza para que su reintroducción esté asegurada. Esta información que se podrá obtener será sumamente útil ya que poco se conoce respecto de la biología y ecología de la especie.


Este proyecto se iniciará con los tapires más jóvenes y bajo condiciones óptimas de sanidad, de manera de maximizar las posibilidades de adaptación. Es fundamental asegurar que en el lugar donde se realizarán las liberaciones, las amenazas que enfrenta la especie a lo largo de su distribución, se encuentren minimizadas. Es decir que fundamentalmente la acción de cazadores estará restringida y los pobladores locales serán concientizados del rol que esta especie juega en el bosque.


Si bien no todas las liberaciones de animales silvestres son exitosas, ni recomendables, se debe estudiar muy bien cada caso y cada hábitat para que con el cuidado y conocimiento necesario, se pueda implementar la reintroducción, paulatinamente, a esta especie.


El Tapir: Monumento Natural


El Tapir o Anta (Tapirus terrestris) fue declarado Monumento Natural de la Provincia de Salta, mediante decreto Nº: 4625/11, en noviembre de 2011. Según la ley Nº 7107, del Sistema Provincial de Áreas Protegidas de la provincia de Salta, los Monumentos Naturales son “sitios, especies vivas de plantas y animales, ambientes naturales, rasgos paisajísticos y geológicos y yacimientos paleontológicos de relevante y singular importancia científica, estética o cultural, a los cuales se les acuerda protección absoluta”. El Tapir es un monumento natural “inviolable y no se puede realizar en él actividad alguna, con excepción de la investigación científica, educación e interpretación ambiental, control y vigilancia”, según indica la Ley.


El tapir es la tercera especie declarada monumento en la provincia de Salta, sumándose así a la lista que ya conforman el Yaguareté, también monumento natural nacional y el Guacamayo verde (Ara Militaris Boliviana) declarados Monumento Natural de los salteños.


Sobre los Tapires


Los tapires se encuentran emparentados con los caballos y los rinocerontes. Tres especies habitan en Sudamérica y una en el Sudoeste asiático. En nuestro país sólo está presente Tapirus terrestris, que se encuentra categorizada “en peligro de extinción”. Sus poblaciones se redujeron a un 46% en los últimos 100 años. En Salta, está presente en las selvas de Yungas y en algunos sectores de bosque chaqueño. En 2011 fue declarado Monumento Natural Provincial, por lo que su caza y/o captura se encuentran prohibidas.


Bajo condiciones de silvestría es un animal solitario, que puede alcanzar los 250 kg y se alimenta principalmente de hojas, ramas y frutos. Los ecólogos lo llaman “jardinero del bosque”, debido a que ingiere grandes cantidades de frutos, se traslada distancias importantes y deposita en sus heces las semillas aptas para germinar y originar nuevas plantas. También es llamado así porque realiza, a modo de raleo, la eliminación de ciertas especies vegetales alimentándose selectivamente sobre algunas de ellas.