Ministerio de Ambiente y Produccion Sustentable

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE SALTA

SECRETARíA DE AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTABLE

Fecha: 13/11/2018
Categoría: Noticias de la Secretaría > Eventos
» 
El Gobierno de Salta presentó una propuesta de conservación de la especie vicuña y de desarrollo económico- social de las comunidades, mediante un plan de manejo sustentable.
Técnicos del programa Biodiversidad de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable participaron de la XX Reunión Técnica y de la XXXIV Reunión Ordinaria de la Comisión Técnico – Administradora del Convenio de la Vicuña 2018, un encuentro de autoridades de Perú, Bolivia, Ecuador, Chile y Argentina, para acordar acciones de protección y manejo sustentable de la especie vicuña.
 
Los salteños presentaron la propuesta de enmienda de los Apéndices I al II de Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) para la especie Vicuña; esto es un cambio de categoría que permitirá establecer pautas y bases para un programa de conservación. Implica para el país un incremento en las exigencias internacionales respecto del manejo que se realice de este recurso. La sugerencia fue puesta a consideración de los países intervinientes y avalada por el convenio mediante Resolución Nº 398/2018.
 
De acuerdo a los estudios realizados por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable con apoyo de la Subsecretaría de Agricultura Familiar (SAF) y del INTA, la abundancia mínima de vicuñas en Salta desde el año 2006 al 2018 se triplicó en las áreas que se compararon. En este sentido, resulta necesario encontrar alternativas económicas para la especie, como único medio de garantizar su conservación futura, asegurando un desarrollo sustentable para las comunidades originarias.
 
El manejo de vicuñas (Vicugna vicugna) es un modelo de potencial uso sostenible, con buenas prácticas, puede integrar la conservación de la especie y su hábitat con el desarrollo local. La vicuña es una especie clave del ambiente puneño y altoandino, por su valor biológico y cultural, por poseer una de las fibras más finas del mundo.
 
Las acciones que se realizan desde el 2012 cuentan con el acompañamiento de la Subsecretaria de Agricultura Familiar, INTA, municipios del Área de Distribución de la Especie, comunidades originarias locales y fuerzas de seguridad.