Ministerio de Ambiente y Produccion Sustentable

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE SALTA

Ministerio de Ambiente y Produccion Sustentable

Fecha: 19/12/2013
Categoría: Areas Protegidas > Estación de Fauna
» Mascotismo
La pérdida de hábitat y la captura, principalmente para mascotismo, son las amenazas más importantes que enfrentan las poblaciones silvestres. La extracción de fauna autóctona de su hábitat natural, ya sea para la tenencia privada, mascotismo, o para la venta, está prohibida por ley de Fauna Silvestre Provincial (nº 5513)

Todos los años, a través de un intenso trabajo, la Secretaría de Ambiente de la Provincia habilita un cupo reducido de loros habladores (Amazona aestiva) para que comunidades locales puedan comercializar. Éstos ejemplares se diferencian por tener un anillo en su pata con un número de identificación, sólo estos ejemplares pueden ser comercializados y exportados, ya que han sido seleccionados y extraídos con sumo cuidado y de manera sustentable de los bosques salteños, por técnicos especializados.

 

La Estación de Fauna Autóctona de la Provincia de Salta tiene como misión recuperar animales autóctonos en situación de vulnerabilidad como consecuencia del accionar humano, para proveerles bienestar y posible reinserción a su medio natural. Lamentablemente, todos los años entre noviembre y febrero, grandes cantidades de pichones de loros llegan a la estación como producto del tráfico ilegal y muchos de ellos no logran sobrevivir. Además, generalmente, en el caso de los loros, no es posible devolverlos a su medio.

 

A fines de noviembre, 140 pichones fueron secuestrados por la Policía Rural a un particular en la Ruta Provincial Nº 5, próximo a la Localidad de Mollinedo en el Departamento de Anta. Esta persona trasladaba pichones de entre dos días y recién nacidos. Los pichones fueron derivados inmediatamente a la Estación de Fauna Autóctona.  A pesar de todos los cuidados brindados por el programa de Biodiversidad, la mayoría de ellos, no logró sobrevivir.

 

Los loros habladores (Amazona aestiva) son una de las especies preferidas como mascota, debido a la capacidad de imitar la voz humana. Habita principalmente los bosques chaqueños, aunque en otoño e invierno suelen llegar a alimentarse en la Selva Pedemontana, el piso inferior de las Yungas argentinas. Se reproducen una vez al año, entre octubre y marzo y entre tres y cuatro huevos son incubados en nidos ubicados en huecos de árboles por un mes aproximadamente. Los pichones permanecen dentro del nido no más de dos meses y logran sobrevivir, generalmente, dos ejemplares. Cuando son extraídos de los nidos, requieren un intenso trabajo: ser alimentados cada tres o cuatro horas calor y cuidados especiales sanitarios. Sin embargo, debido a los efectos del estrés y diversas enfermedades, sólo algunos logran sobrevivir.

 

Es por esto que la Secretaría de Ambiente recuerda que la colecta y captura de animales silvestres autóctonos está prohibida y debe denunciarse. La compra de éstos animales, así también como otros (tortugas, quirquinchos, etc.), fomenta esta actividad extractiva y deja en el camino muchos animales muertos hasta que uno llega a un hogar.

 

Denuncias: 911, Policía Provincial o Gendarmería Nacional.

Secretaría de Ambiente: Sgo. Del Estero 2245, PB, 1er y 2do piso. 0387 – 4218617 int. 43, 44 de 8 a 14 hs.

Correo electrónico: ambientecomunica@gmail.com